El Pájaro Speed y su banda de corazones maleantes - Rafael Chaparro

Un libro póstumo de Rafael Chaparro, escritor colombiano reconocido por Opio en las nubes y su singular narrativa, que no ha sido muy común en el estilo literario colombiano que por muchos ha sido llamado como una obra de culto de la literatura underground colombiana.Pero aunque murió joven, dejó una obra escrita y corregida, que fue luego publicado y que sin duda se ve una escritura un poco más madura y un mejor uso de elementos narrativos desde su propuesta literaria. Sin duda una novela, que es necesaria en las lecturas para aquellos que gustan de la literatura latinoamericana y urbana.



El pájaro speed y su banda de corazones maleantes tiene ese sabor que deja con ganas de leer la siguiente página, aunque con el ritmo a veces complejo del autor, que genera esa rapidez de las calles, con pequeñas pausas, como esas que detienen a los transeúntes confundidos en las esquinas de ver la miseria misma de lo que acontece en lo cotidiano, como si el alma fuese la ciudad.


En una continuidad de #OpioEnLasNubes, las calles, las conexiones entre los habitantes de alguna ciudad, los días que pasan y consumen a veces la rutina. También de nuevo la droga hace parte de la historia; un libro donde la palabra “speed” toma sentido porque es rápida, vertiginosa, ese sentimiento de euforia y excitación que se siente al ir avanzando en sus páginas y con una lírica que enriquece la narrativa de la novela. Como bien dice en la descripción del libro: “el escritor colombiano mantiene su imaginario personal de personajes incrustados en el lado oscuro de las calles y del cariño”.


Nos encontramos frente a una obra que tiene protagonistas marginados que buscan una redención porque a veces parece que es mejor hacerlo, pero sin estar seguros de ellos. Un argumento no muy estructurado sino diferentes personajes que se sumergen en un monólogo reflexivo. Una desconcertante Adriana Margarita, el perturbado pájaro speed y Skin (su padre), la muy excéntrica Crazy Mamma con una casa llena de perros, etc. La calle predomina en cada escenario urbano, un centro reclusorio, los centros psiquiátricos con ese sentir nostálgico y soñador. Leerlos y conocer sus historias es como estar al abismo, casi al borde, como cayendo con ellos.


Una novela que responde a la esencia del autor, un lenguaje cotidiano y una estética singular que se alimenta de la plasticidad del ambiente mientras se describe, los olores, los colores, ritmos musicales y sus recurrentes onomatopeyas o anglicismos, el uso repetido y recurrente de palabras de manera constante y junta, acortar las frases o alargarlas, le da ese ritmo tan característico de Rafael Chaparro. Sin duda una narrativa que no es para todos los lectores, pero que vale la pena resaltar como literatura colombiana ya que el escritor ha sido referencia en latinoamérica. Esta reseña es una invitación a descubrir un mundo donde la tristeza y la ira, se nota en los finales, un desgarre en un sentido que luego es un sin sentir de la vida.


“… Padre Nuestro extiende tus manos y danos un poco de café un poco de whisky Padre exhala tu aliento sobre nuestras manos congeladas Padre Nuestro tú no sabes cómo nos hace falta que alguien venga y nos ponga música… “

Ahora este libro reposará junto a Opio en las nubes, seguro no lo lea de nuevo completo, pero por fragmentos lo leeré en algunos momentos porque disfruto ver las palabras desordenadas y en ritmos diferentes que alimentan las páginas de ese ritmo con que el autor quiere proponer la vida, donde la vida es literatura y la literatura se vuelve la vida. Y como dice en la contraportada “La vida es un disparo que no da nunca en el blanco”, así es la obra de Chaparro, una metáfora de cómo la vida es un cúmulo de disparos fallidos.


¿Me gusta el autor? Si, me parece una propuesta necesaria para nuestra literatura y que si siguiera vivo, no imagino el nivel de sus obras a la actualidad. ¿Recomiendo el libro? Si, es una novela que deberíamos conocer porque hace grande a nuestro talento colombiano, alternativo, una propuesta que vale la pena rescatar. ¿Del 1 al 10? Creo que le daría un 7, pues lo disfruté, pero me cuesta a veces seguir el ritmo. Pero es una obra muy valiosa.


Leandro Hernández


Instagram @leoentreletras

Twitter @leoentreletras


Les comparto un poco de comentarios en twitter, sobre este libro.






47 vistas
0
  • Facebook - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco
  • Spotify - círculo blanco
  • YouTube - círculo blanco
439bf1559c.png

Libroma Col/Ris Pereira

© Copyright Lirboma de Colombia

hola@libroma.com